Estamos convencidos que encontrarnos con Jesús por medio de su Palabra es fundamental para nuestra vida de creyentes. En nuestra parroquia hay un grupo abierto, que se reúne todas las semanas para reflexionar sobre el texto del Evangelio que leemos en la Eucaristía del domingo.

Es un grupo abierto, no exige asistencia continuada.